Al sudeste de la isla de Mallorca, a 12 kilómetros de Portocristo, en la zona de Manacor, nos encontramos la que es sin duda una de las playas más bonitas de la isla.

La forma más sencilla de llegar a esta playa es por mar, desde el puerto de Portocristo, aunque también puede llegarse por tierra. Para ello tendremos que conducir en dirección a Calas de Mallorca, girando a la izquierda cuando nos encontremos con la carretera de Porto Cristo. Tras 150 metros aproximadamente, nos encontraremos una reja donde dejar el coche y seguir andando unos 15 minutos por un sendero bastante escarpado hasta llegar por fin a la playa.

Se trata de una cala virgen que prácticamente no ha sido alterada y que cuenta con la arena blanco y aguas cristalinas con las que todos soñamos cuando imaginamos una playa de ensueño. Esta formada por dos zonas, en las que la parte de la arena no es muy grande, pero no suele estar masificada. Se encuentra rodeada de un frondoso pinar y escarpados acantilados, dentro de los cuales se esconden cuevas. De hecho, una de estas cuevas es enorme, y podríamos situar en nuestra mente cualquier escena de piratas escondiendo allí sus tesoros o escondiéndose de las autoridades.

Por último, acabamos comentando para aquellos que disfruten de esta práctica, que a pesar de que está en teoría prohibido, hay mucha gente que practica el nudismo.

Cala varques

 

Share This